Las gafas progresivas en Ávila que se conocen en la actualidad poco o nada tienen que ver con las gafas que nacieron hace varios cientos de años. Hoy queremos explicar cuál es el origen de las gafas y su evolución a lo largo de la historia.

Las gafas nacieron en la antigua Roma, de la mano de Nerón. Este emperador romano sufría de miopía, de modo que utilizaba una esmeralda moldeada para observar las peleas de gladiadores. Esta era la forma primitiva de las gafas progresivas en Ávila actuales.

Más adelante, en la Edad Media, comenzaron a fabricarse lo que se conocía como piedras de lectura. Todo apunta que fueron inventadas por Abbás Ibn Firnás, quien descubrió un método revolucionario para la época con el que tallar cristal. Un descubrimiento que permitió la creación de las lentes y lupas de hoy en día.

Los expertos creen que las gafas como tal nacieron en Venecia a finales del siglo XIII. Fueron los monjes de algún monasterio quienes aprendieron a tallar vidrio mediante manuscritos árabes, perfeccionando la técnica gracias a los artesanos del vidrio de la zona.

En el siglo XVIII nacieron las varillas de las gafas, aunque estas eran muy cortas y quedaban a presión en los huesos temporales. No fue hasta finales de siglo cuando empezaron a hacerse las varillas más largas, de modo que se podían sujetar detrás de las orejas.

En el siglo XX comenzaron a utilizarse por primera vez plásticos sintéticos junto con el vidrio para fabricar las gafas. El primer paso para la fabricación de las lentes tal y como se conocen en la actualidad.

Si necesitas comprar gafas en Ávila, ponte en contacto con nosotros, Ópticalia Ávila. Somos una óptica de calidad y confianza en la que encontrarás un gran abanico de lentes tanto para adultos como para niños.